Una lesión común que exige un cuidado de calidad para evitar problemas futuros

Las úlceras venosas en la piel son lesiones abiertas poco profundas que por lo general ocurren justo encima de los tobillos las cuales pueden demorar muchas semanas para curarse. Estas úlceras causadas por problemas venosos son las lesiones más comunes en las extremidades inferiores.

¿Qué las desarrolla?

La insuficiencia venosa crónica es un problema para millones de personas. Esta enfermedad puede llevar al desarrollo de venas varicosas, que luego provocan severos cambios en la piel y úlceras en las piernas. La causa de estas úlceras es el reflujo en las venas conocidas como perforadoras. Puede haber otros factores bioquímicos involucrados que provocan la inflamación.

El riesgo de las úlceras cutáneas en las piernas aumenta con la edad. Parte del motivo por el que son tan prevalentes es que a menudo son recurrentes. Los estudios revelan que hasta un 50 por ciento de las úlceras venosas recurren dentro de los diez años.

¿Cómo lucen?

Las úlceras venosas en las piernas son lesiones abiertas poco profundas que por lo general tienen un color rojizo. Son redondeadas pero irregulars y pueden variar en su tamaño. Por lo general estas lesiones producen abundante secreción.

La piel circundante casi siempre se afecta. La celulitis, dermatitis, resequedad, comezón e inflamación son muy comunes. Se pueden observar cambios en el color y la textura de la piel.

Las úlceras cutáneas pueden afectar mucho la calidad de vida debido al dolor y a que no sanan rápidamente, a menos que sean tratadas. Pueden causar dolor en las piernas, molestias, inflamación, calambres, pesadez, comezón, cansancio y fatiga.

¿Cómo se pueden tratar las úlceras?

Debido a su alto nivel de recurrencia, es esencial que las úlceras se traten debidamente. Un médico capacitado buscará señales de decoloración, inflamación y otros síntomas para determinar el mejor tratamiento.

Algunas técnicas comunes en el tratamiento de las úlceras cutáneas:

  • Quitar el tejido dañado o afectado y las células muertas.
  • Descanso y elevación de la pierna
  • Compresión
  • El tratamiento más importante es eliminar la causa de la úlcera- ¡una vena perforadora! ¡El 67% de las amputaciones diabéticas son por insuficiencia venosa!

La compresión es un paso importante que ayuda a controlar la inflamación, ayuda a proteger la piel y mejora el flujo venoso.

Recurrencia

Muchos estudios demuestran una alta recurrencia de las úlceras cutáneas venosas. Es importante tratar la úlcera adecuadamente para reducir el riesgo de recurrencia y también el riesgo de mayores gastos para el paciente. El cierre de las venas perforadoras reduce la recurrencia a menos de un 15%.

Learn more